Si estás leyendo este blog es porque, o bien estas embarazada, o una persona cercana a ti lo está. ¡Enhorabuena!, os estáis preparando para dar la bienvenida a un pequeño milagro. Durante los próximos nueve meses, encontrarás un montón de aspectos de tu salud que debes cuidar, pero poco oirás hablar de tu salud dental y, sí, el embarazo puede afectar a tus dientes de muchas maneras diferentes.

Aunque con los cuidados pertinentes, puedes mantener la mejor sonrisa durante toda la etapa. ¿Acaso no dicen que la sonrisa se transmite al bebé? En este blog, te mostraré algunos consejos prácticos y sencillos sobre cómo cuidar tus dientes durante el embarazo.

Programa una visita con tu dentista:

Sí, lo sabemos, siempre hacemos especial hincapié en este aspecto, pero es esencial que programes una visita al dentista tan rápido como descubras que estás embarazada o, si lo estás planeando, antes de quedarte embarazada. Durante la consulta, informa a tu dentista sobre tu estado y cualquier cambio que hayas notado en tu boca. El especialista te ofrecerá consejos específicos y te ayudará a mantener la mejor salud bucal durante este periodo.

Mantén una buena higiene oral:

El embarazo puede aumentar el riesgo de padecer enfermedades de las encías debido a los cambios hormonales. Si quieres mantener tus dientes y encías saludables, cepíllate los dientes después de cada comida con un cepillo de cerdas suaves y pasta dental con flúor. No te olvides de limpiar también la lengua de forma suave y usar hilo dental a diario para eliminar la placa bacteriana entre los dientes.

Elige una alimentación saludable:

Es fundamental que siempre mantengamos una dieta equilibrada y rica en nutrientes, pero lo es más si estás embarazada para el desarrollo adecuado de tu bebé. Existen ciertos alimentos que te ayudarán a mantener tus dientes fuertes, entre ellos podrás encontrar alimentos ricos en calcio, como productos lácteos, hojas verdes y pescados con bajo contenido en mercurio. Limita el consumo del azúcar y evita alimentos pegajosos.

Controla las náuseas matutinas:

Las náuseas matutinas son comunes durante el embarazo e inevitables, pueden hacer que te resulte difícil cepillarte los dientes. Te aconsejamos que enjuagues tu boca tras las náuseas y esperes alrededor de 30 minutos antes de cepillarte los dientes. Puedes utilizar un enjuague bucal suave.

Trata cualquier problema de inmediato:

Si sientes dolor en las encías, sensibilidad dental o cualquier otro síntoma bucal durante el embarazo, no lo ignores y programa una cita con tu dentista lo antes posible. Si tratamos cualquier problema dental de manera temprana, podrás evitar complicaciones y protegerás tu salud.

Consúltalo con tu obstetra:

Informa a tu obstetra sobre cualquier tratamiento dental que hayas recibido o necesites durante el embarazo. ¡Y cuidado con los procedimientos más invasivos, como las radiografías! Tu obstetra y dentista trabajarán justos para garantizar tu seguridad y la de tu bebé.

Recuerda, programa visitas regulares con tu dentista, mantén una buena higiene dental, sigue una alimentación saludable y aborda cualquier problema de inmediato. Puedes mantener tus dientes y tu salud en condiciones óptimas, beneficiará tanto a ti como a tu bebé. Y si tiene alguna duda, pide cita y en Clínica Dental G&G y ¡no dejes de sonreír durante esta etapa de tu vida!