Gracias a la ortodoncia y su diagnóstico podemos prevenir y corregir irregularidades dentales y faciales. Existen diferentes tipos de ortodoncia y, hoy, exploraremos todos los tipos y sus beneficios para que tomes la mejor decisión y encuentres la opción que mejor se ajuste a tus necesidades.

Benditos brackets:

Cuando pensamos en ortodoncia no podemos evitar pensar en los Brackets metálicos. Son la forma más común y tradicional de ortodoncia. Pequeñas piezas de metal se adhieren a los dientes y sujetan a su vez un alambre que se ajusta periódicamente para llevar los dientes a su posición correcta. Son realmente eficaces y corrigen todo tipo de problemas dentales, son relativamente baratos y de duración corta. Los Brackets metálicos modernos son más pequeños y estéticamente más agradables que los antiguos, aunque no quiere decir que dejemos de sentir algo de reparo antes de sonreír.

Brackets de cerámica:

Si te preocupa tu apariencia durante el tratamiento y también la parte económica, los Brackets de cerámica son tu mejor opción. Éstos están hechos de materiales transparentes o del color del diente, los hace menos visibles que los metálicos y ofrecen los mismos beneficios, pero con una apariencia más estética. Es una opción excelente para adolescentes y adultos que desean corregir sus dientes de forma discreta y económica.

Ortodoncia invisible, ahora sí:

Si te preocupa tu apariencia y comodidad, no podemos más que aconsejarte la ortodoncia invisible. Esta opción ha ganado popularidad en los últimos años debido a que utiliza una serie de alineadores transparentes personalizados que se ajustan perfectamente a tus dientes y los mueven gradualmente hacia la posición deseada. Nadie verá que llevas ortodoncia y puedes retirar los alineadores para comer y cepillarte los dientes siempre que quieras. Además, reducirá la irritación en las encías.

Ortodoncia lingual:

Ésta es la opción para aquellos que buscan una apariencia completamente invisible. En este caso, llevaremos los Brackets y los alambres en la parte posterior de los dientes, esto lo hace prácticamente invisible, aunque no es especialmente cómoda y puede requerir de un periodo de adaptación más largo que cualquiera de las otras opciones. Al fin y al cabo, está ubicado en un lugar inusual en nuestra boca.

Cada tipo de ortodoncia tiene sus propias ventajas, al elegir el tratamiento de ortodoncia es importante considerar tus necesidades, preferencias y expectativas estéticas. Consulta a nuestros especialistas, evaluará tu situación y te recomendará la ortodoncia más adecuada para ti. ¡Pide cita en Clínica Dental G&G!