La mordida abierta puede tener graves consecuencias en tu salud bucodental y en tu calidad de vida. Existen varias opciones de tratamientos para corregirla, incluyendo aparatos para mordida abierta, ortodoncia y cirugía maxilofacial. Pero antes, demos un leve repaso a distintos tipos de mordida abierta y qué es. La mordida abierta es una maloclusión dental que ocurre cuando los dientes superiores e inferiores no se tocan correctamente al cerrar la boca.

Existen varios tipos de mordida abierta, esta vez nos centraremos en las más comunes: la mordida abierta por lengua y la mordida abierta anterior en adultos. La mordida abierta por lengua ocurre cuando la lengua empuja los dientes hacia afuera, lo que provoca una separación entre los dientes superiores e inferiores al cerrar la boca. Este tipo de mordida abierta es común en niños y puede ser causada por hábitos como chuparse el dedo o el chupete. Si no se trata, puede provocar problemas en la pronunciación, dificultades para comer y morder, y un aspecto facial anormal. Por otro lado, la mordida abierta anterior en adultos es causada por factores como la respiración bucal, el uso prolongado del chupete en la infancia, el bruxismo o el desgaste dental. Esta maloclusión es más común en adultos y puede causar problemas de masticación, dolor de mandíbula, dolores de cabeza y problemas de autoestima. Estas maloclusiones pueden tener consecuencias graves en la salud bucodental y en la calidad de vida de las personas afectadas. Además de los problemas mencionados anteriormente, la mordida abierta también puede causar problemas de articulación temporomandibular (ATM), desgaste dental, caries, infecciones y enfermedades periodontales. Además, puede causar problemas de habla y una apariencia facial anormal. Pero, ¿qué podemos hacer para corregirla?

Afortunadamente, existen tratamientos para corregir la mordida abierta. Un aparato para mordida abierta es una solución común para los niños con mordida abierta por lengua. Este dispositivo se usa para mantener la lengua en la posición correcta y para corregir la maloclusión. Los adultos pueden necesitar tratamientos más complejos, como la ortodoncia o la cirugía maxilofacial. El tratamiento de ortodoncia es una opción popular para corregir la mordida abierta. Los brackets y la ortodoncia invisible pueden ayudar a alinear los dientes y a cerrar la mordida abierta. En casos más graves, se puede requerir cirugía maxilofacial para reposicionar los huesos de la mandíbula y corregir la maloclusión. El bruxismo también puede contribuir a la mordida abierta, por lo que tratar esta condición es fundamental para prevenirla.

El uso de protectores bucales y la terapia cognitivo-conductual son algunas de las opciones de tratamiento para el bruxismo. Las consecuencias de la mordida abierta pueden ser graves y pueden afectar en tu calidad de vida.

En Clínica Dental G&G llevamos más de 35 años trabajando para mejorar la salud bucal de nuestros pacientes y contamos con cirujanos maxilofaciales y ortodoncistas que podrán diagnosticar tu caso y darte el mejor plan de tratamiento. Si estás interesado o tienes alguna duda, ¡no dudes en ponerte en contacto con nosotros! Estaremos encantados de atenderte y buscar una solución a tus problemas.